La liberación de las mujeres, una exigencia de futuro

Pobreza Cero

6 DE FEBRERO, DÍA INTERNACIONAL DE TOLERANCIA CERO CON LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA: “LA LIBERACIÓN DE LAS MUJERES, UNA EXIGENCIA DE FUTURO”

Fátima Djara Sani, mediadora de Médicos del Mundo Navarra.

12994516_835366159901899_6032292428759893697_nRecuerdo el día que me llevaron a mutilar, lo recuerdo como una fiesta. Yo tenía 4 años y mi hermana, 8. Nos vistieron con nuestras mejores galas y a nuestro alrededor las mujeres cantaban y bailaban. Lo recuerdo ahora, porque durante muchos años, esas imágenes se habían borrado de mi mente. Volví a vivirlas cuando mi hermana pequeña iba a ser mutilada, y las mujeres de mi familia me hablaron de cómo fue el día en el que yo ingresé en la “sociedad secreta de las mujeres”.

Me llamo Fatima Djara Sani, soy de Guinea-Bissau y soy una superviviente de la mutilación, y también soy una mujer fuerte, luchadora, que desde mi trabajo como mediadora en Médicos del Mundo…

Ver la entrada original 521 palabras más

Anuncios

Sin sorpresas: Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola…

Las cinco compañías eléctricas que forman el oligopolio eléctrico y que controlan los precios y las políticas energéticas, son las más contaminantes. Les acompañan en el top 10 la petrolera Repsol y empresas de la industria del cemento y el acero.

la-chusma-ponecazos

Lo peor de todo: que todas estas empresas son propietarias de térmicas de carbón, gas y energía nuclear, y mientras reciben beneficios millonarios a través de la factura de la luz y de los impuestos que pagamos todos los contribuyentes, nos contaminan a tod@s con su energía sucia y peligrosa. En España mueren cada año unas 7.000 personas a causa de las enfermedades provocadas por la contaminación del aire.

Al otro lado de la balanza tenemos a las energías renovables, listas para competir con las sucias y que entran a precio cero en el mercado eléctrico abaratando nuestra factura de la luz.

Si analizamos las emisiones de CO2 por Comunidades Autónomas, vemos que dentro del top 5 están Andalucía, Asturias, Galicia y Castilla y León, es decir, que las comunidades donde se instalan las grandes centrales de carbón son las que más contaminan.

En definitiva: el mercado eléctrico lo controlan en oligopolio las grandes compañías que nos ahogan con sus tarifas y sus emisiones.

 

Datos de Greenpeace

Descubriendo a la rosa roja

Pobreza Cero

El reconocimiento de las mujeres como estrategia educativa de prevención de la violencia. Descubriendo a la rosa roja.

A Rosa Luxemburgo la llamaban la rosa roja. Judía de origen polaco y nacionalidad alemana, fue una de las pensadoras más significativas de los convulsos inicios del siglo XX, un momento histórico que ella describió como un “extraordinario tiempo que propone problemas enormes y espolea el pensamiento, que suscita la crítica, la ironía y la profundidad, que estimula las pasiones y, ante todo, un tiempo fructífero, preñado”.

Filósofa y teórica marxista, fue una figura central del socialismo internacional revolucionario. Inquieta políticamente desde su adolescencia, huye en 1889 de su Polonia natal, instalándose en Zurich (Suiza) durante varios años. Allí continuó su militancia, siendo una de las fundadoras del periódico “La causa de los trabajadores”, mientras estudiaba Filosofía, Historia, Economía y Matemáticas y se doctoraba en Derecho Público y…

Ver la entrada original 646 palabras más

La luz es barata, ¡imbécil!

apalabrado

bombilla

Sí, es barata. La energía en España es barata. Y si piensa que es cara, es usted imbécil. Así de claro.

Hay que ser soberanamente imbécil para no tener una nómina de 60.000 € para arriba en un puesto de trabajo fijo con buena indemnización en caso de despido. Hay que ser extremadamente imbécil para no participar de alguna caja B. Hay que ser imbécil integral para no tener cuenta en paraísos fiscales. Hay que ser imbécil de vocación para aceptar el gélido dictamen liberal de que el mercado se autorregula con sus truculentas reglas. Lo dicho: hay mucha imbecilidad en España.

No. La energía no es cara. Otra cosa es que el mercado laboral sea tan extremadamente barato que la energía sea cómodamente accesible tan sólo para esa selecta minoría de empleadores y mamandurriados que glosan las excelencias del sistema neoliberal. El resto, la turba pensionista, desempleada o precarizada…

Ver la entrada original 355 palabras más

Ayuda inversa: cómo los países pobres desarrollan los países ricos

Pobreza Cero

Por Jason Hickel – @jasonhickel

Publicado originalmente en The Guardian el 14 de enero 2017 en este enlace: https://goo.gl/6MdraX

Una nueva investigación muestra que los países en desarrollo envían billones de dólares más al norte que al revés. ¿Por qué?

Durante mucho tiempo se nos ha contado una historia convincente sobre la relación entre los países ricos y los países pobres. La historia sostiene que las naciones ricas de la OCDE donan generosamente su riqueza a las naciones más pobres del sur global, para ayudarles a erradicar la pobreza y empujarlos hacia arriba en la escala de desarrollo. Sí, durante el colonialismo las potencias occidentales pueden haberse enriquecido extrayendo recursos y mano de obra esclava de sus colonias, pero eso es todo en el pasado. En estos días, dan más de 125.000 millones de dólares en ayuda cada año, evidencia sólida de su buena voluntad.

Esta historia es tan ampliamente propagada por…

Ver la entrada original 1.238 palabras más

La solidaridad, mejor con la cabeza

Pobreza Cero

Artículo publicado originalmente en ara.cat, el 05/01/2017.

Antes de dar o hacerse socio de alguna entidad hay que hacerse preguntas y tomar decisiones: para qué, a quién, cuánto y durante cuánto tiempo

Estamos en unas fechas en las que mucha gente hace aportaciones solidarias a diferentes causas o debe decidir qué cuotas de entidades continúa pagando. El caso de Nadia y la presunta estafa solidaria de sus padres ha hecho saltar las alarmas y ahora se cuestionan las llamadas solidarias. Y está bien que sea así. El caso de Nadia nos debe ayudar a reflexionar y aprender sobre nuestra forma de ser solidarios.

La mejor solidaridad es la solidaridad consciente y constante, no la solidaridad puntual, casual, o la solidaridad reactiva ante llamadas que llegan a través de los medios de comunicación o las redes sociales, o de jóvenes con chalecos en la calle. Las llamadas son necesarias para…

Ver la entrada original 712 palabras más

Qué hacer con tu dragón en Navidad

Pobreza Cero

Tengo un dragón. Ya me gustaría a mí que fuera como Desdentado, el furia nocturna de “Cómo entrenar a tu dragón”, capaz de  transformar el miedo en encuentro y cooperación. O como  los de Daenerys Targaryen, tan prácticos para tomar conciencia de la identidad y el poder de una misma.

Pues no, mi dragón es más bien pequeñajo y casi siempre  inofensivo, pero a veces, como  todos los dragones,  anhela un tesoro. No uno como el que custodia el terrible Smaug,  el dragón de El Hobbit, que fue construido con el esfuerzo de los enanos (y enanas, supongo) a quienes Smaug expolió y expulsó de su reino bajo la montaña. El tesoro que anhela mi dragón es más bien  pequeño burgués: una vida cómoda e idílica, tipo comedia romántica, con sus buenas dosis de amor, amistad, espiritualidad, solidaridad y “buenrollismo” en general.

Comprenderéis que, en Navidad, mi pobre dragón se…

Ver la entrada original 425 palabras más

El mundo doblemente al revés

A mediados de 1998, transcurridas más de tres décadas de globalización imperialista, dos de apogeo del neoliberalismo y casi una del derrumbe del bloque socialista europeo, el insigne escritor uruguayo Eduardo Galeano, fallecido en 2015, publicó el libro: Patas arriba. La escuela del mundo al revés. En sus páginas introductorias, Galeano escribió una nota titulada, «Si Alicia volviera», en referencia al conocido cuento infantil Alicia en el país de las maravillas. Esa nota dice:

Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana.

Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista […].

En el capítulo titulado «Los modelos del éxito», Galeano sentenciaba:

El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian la naturaleza: la injusticia, dicen, es la ley natural. Milton Friedman, uno de los miembros más prestigiosos del cuerpo docente, habla de «la tasa natural de desempleo». Por ley natural, comprueban Richard Herrstein y Charles Murray, los negros están en los más bajos peldaños de la escala social. Para explicar el éxito de sus negocios, John D. Rockefeller solía decir que la naturaleza recompensa a los más aptos y castiga a los inútiles; y más de un siglo después, muchos dueños del mundo siguen creyendo que Charles Darwin escribió sus libros para anunciarles la gloria.

mundo-revesA dieciocho años de la publicación de la citada obra de Galeano, el mundo sigue estando al revés, pero eso ya no está tan a la vista. Digamos que durante esos más de tres lustros, quienes pusieron el mundo al revés, y lo siguen manteniendo al revés, desataron una campaña de saturación ideológica y mediática para ocultarlo.

El neoliberalismo es una doctrina concebida para imponer y legitimar la desigualdad social extrema. En los años setenta, ochenta y noventa del siglo XX, los ideólogos neoliberales decían públicamente lo que pensaban, entre otras cosas, que la desigualdad social, llevada a sus extremos más atroces, era buena y necesaria y, por tanto, debía ser fomentada por el Estado. Así repetían lo que habían aprendido de su maestro: en el pequeño libro considerado como obra fundacional del neoliberalismo, Camino de Servidumbre, impreso en 1944, el padre de esa doctrina, Friedrich Hayek, afirmaba: «toda política directamente dirigida a un ideal sustantivo de justicia distributiva tiene que conducir a la destrucción del Estado de Derecho».[1] Repárese en que Hayek planteaba que la justa distribución de la riqueza conduce a la destrucción del Estado de Derecho, es decir, que la justicia social es incompatible con la democracia liberal burguesa o, dicho a la inversa, que la democracia liberal burguesa es incompatible con la justicia social.

En esa misma línea de pensamiento, el autor del capítulo sobre los Estados Unidos del Informe de la Comisión Trilateral, publicado en 1975, el profesor Samuel Huntington, decía:

La operación efectiva del sistema político democrático usualmente requiere mayor medida de apatía y no participación de parte de algunos individuos y grupos. En el pasado, toda sociedad democrática ha tenido una población marginal, de mayor o menor tamaño, que no ha participado activamente en la política. En sí misma, esta marginalidad de parte de algunos grupos es inherentemente no democrática, pero es también uno de los factores que ha permitido a la democracia funcionar efectivamente.[2]

Huntington no lo menciona de manera explícita, pero queda bien claro que, para él, el funcionamiento de la democracia requiere que los sectores populares sean apáticos, que no se organicen, que no postulen a sus propios candidatos y candidatas, y que no voten por ellos. Para Huntington, el problema del mundo era una exacerbación de lo que él llamaba «igualitarismo democrático» de incontables «grupos de interés» que asediaban al Estado con demandas que este no estaba en condiciones de satisfacer. Con otras palabras, para él, el problema del mundo eran las reivindicaciones socioeconómicas de los sectores populares que el Estado burgués no puede ni quiere atender, porque su función es defender los intereses del imperialismo y la oligarquía. Lee el resto de esta entrada

UNA CATÁSTROFE AMBIENTAL LLAMADA DONALD TRUMP. Por Omar Bonilla y Elena Gálvez

24 de noviembre 20016

El triunfo de Donald Trump en las recientes elecciones norteamericanas, pone a la humanidad en una posición muy compleja. No se trata solamente de su desprecio las minorías o los grupos marginalizados de la sociedad norteamericana: latinoamericanos, musulmanes; se tratan también de una serie de declaraciones en torno al uso de armas nucleares, misoginia, políticas energéticas y ambientales peligrosas. Opiniones encadenadas indisolublemente a su particular forma de ver el mundo representan un riesgo para la humanidad entera y aún, yendo más allá, para todos los seres vivos del planeta.

La victoria de Trump se da en un momento decisivo, en el que es urgente cambiar el rumbo de la civilización dominante con sus patrones técnicos, asentados en la depredación de la naturaleza, o bien seguir bajo la lógica del gran capital en donde éste es el único sujeto que importa. La tendencia de Trump exacerba…

Ver la entrada original 1.831 palabras más