Archivo de la categoría: Alegremia

Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin

Charlie_ChaplinCuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La Historia de la Alegremia

Corría el año 1996. Llegamos a una comunidad rural donde nos esperaban un grupo de “doñas” campesinas.

Muy curiosas estaban, pues habían oído por radio acerca de las NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas) y querían saber más. Tratamos de explicar que se trataba de una combinación de indicadores realizados por un Instituto del Gobierno para determinar la cantidad de hogares pobres. (1)

Tras unos instantes de silencio y cuchicheos, comienza una conversa muy especial reflexionando acerca de cuáles son realmente las necesidades básicas. “Lo básico”, nos dicen, “es lo básico, lo esencial, lo que no puede faltarle a nadie”0A_aGA_30_MxY así van surgiendo aquellas cosas consideradas como esenciales por ese grupo de doñas. Mágicamente todas comienzan con la letra “A”: Aire, Agua, Alimento, Albergue, Amor.

Se comenta con alegría acerca de cada una de ellas…

“¡Gracias a Dios que vivimos en el campo! ¡qué lindo aire que respiramos! Nada que ver con la ciudad, con humos, olores, ruidos…”

“Si Dios nos envía el agua de lluvia que es pura…¿por qué tenemos que hervirla o ponerle cloro?…¿Quién la contamina?”

“Nosotras queremos que nuestros alimentos sean sanos, que sean para nuestra salud. Por eso no usamos venenos y a los animales les damos alimentos naturales. Sin embargo, ese señor que compró ese campo grande para poner una arrozera fumiga con una avioneta y nos envenena el suelo, mata nuestras plantas, a los chicos les salen granos, los abuelos tienen tos….”

“Necesitamos un albergue digno, que nos abrigue, donde podamos vivir en familia”

“¿Quién puede vivir sin amor? El amor es necesario para vivir…en la pareja, en la familia toda, entre vecinos…”

“Y si todo esto estuviera bien, ¡qué salud que tendríamos!”

Y la conversa entra en otra fase… ¡reflexionar acerca de la salud! Y así se entra en el cuestionamiento de que la salud sea un “estado de normalidad”, medido por esos análisis de laboratorio que hablan que todo está bien si la glucemia o la colesterolemia o lo que sea se halla entre valores mínimos y máximos. Lee el resto de esta entrada

¿Qué es la alegremia?

Comenzamos hoy una serie de notas con la intención de compartir sentipensares acerca de la “Alegremia”

Alegremia es una palabra nueva que surgió en conversas con doñas campesinas aquí, en este hermoso norte argentino. Significa literalmente “alegría que circula por la sangre”.

Pinta al mundo de alegria y felicidadLa terminación “emia” se utiliza en Medicina para indicar valores de sustancias químicas que se miden en sangre (por ejemplo, “glucemia”, glucosa o azúcar en sangre; “colesterolemia”, colesterol en sangre)

Se dice que la medición es normal cuando se halla entre dos valores, uno mínimo y otro máximo.

“Normalidad” es un concepto estadístico obtenido realizando mediciones a una población supuestamente homogénea. Un ejemplo: para determinar peso y altura “normal”, se pesa y se mide a personas de la misma edad y sexo. Distribuyendo los valores registrados, se obtiene la “curva de normalidad” conocida también como “campana de Gauss”, en homenaje al matemático que la descubrió.

Se determina matemáticamente lo que se llama “desvío estándar” a izquierda y derecha del valor medio. El área que queda comprendida entre los valores mínimo y máximo, es lo que se llama “normal”.

La Medicina Preventiva procura que las personas se mantengan dentro de “parámetros normales”, lo cual es sinónimo de “salud” para esta concepción. Lee el resto de esta entrada

Secreto revelado

La Fertilidad de la Tierra. Gustavo Duch. Marzo 2014

La información me la facilitan mis amigos de la Sociedad de Periodismo Comprometido y Crítico y entiendes perfectamente que quienes impulsaron la encuesta no quieran que se conozcan sus resultados.

Me explican que recientemente las 10 multinacionales más poderosas del mundo se aliaron en un interesado esfuerzo corporativo para reimpulsar sus ventas, afectadas como están por la crisis actual. Dedicando muchos recursos económicos, humanos y 16 meses de trabajo, recorrieron todos los rincones del planeta para poder contar con la encuesta de hábitos más completa que haya existido nunca. La pregunta clave a la que buscaban respuesta era ¿qué nos hace felices? Con programas informáticos de estadística analizaron y agruparon cada una de esas millones de respuestas, obteniendo los siguientes 10 resultados. Lo que nos hace feliz es: Lee el resto de esta entrada

Alegremia

La Medicina Preventiva trata de que la salud se mantenga en la normalidad y si se desvía que vuelva a la misma o más o menos cerca. La percepción que compartimos es que la salud puede ser cada vez más saludable. De aquí que la propuesta sea la alegremia como indicador. Es decir la alegría que bulle por nuestro torrente circulatorio y desde las irradiaciones protoplasmáticas (somos átomos!) se trasunta en luminosos rostros y estrellas en los ojos. (Tomado de http://www.altaalegremia.com.ar)

Clínica ambiental. El circo del Buen Vivir

Ana Lozano habla sobre la Alegremia-alegría en la sangre, REIKI y el trabajo con la energía, los elementales, los seres de los 4 reinos y la espiritualidad de la naturaleza.