Las ocho frases más polémicas de Mato

Ya sea por los nervios, por el desconocimiento en algunos asuntos o por simples despistes, Ana Mato deja en la fonoteca numerosas perlas tras tres años como ministra de Sanidad. Siempre cuestionada por la oposición y reacia a dar explicaciones en los medios –ha concedido escasas entrevistas-, Mato ha gozado del apoyo de Rajoy, resistente a los cambios, en situaciones límite como la crisis del ébola o su implicación en el ‘caso Gürtel’. Ahora se va a regañadientes, pero su legado, más allá del hachazo al servicio público de salud, se sostiene en una infinidad de explicaciones y comentarios esperpénticos:

1417039383_998822_1417040260_noticia_normal

1. “Buenos días, buenas tardes … hemos aprobado una medida ya adoptada… para parados sin prestación parlamentaria”

Tras uno de sus primeros consejos interterritoriales de Sanidad en abril de 2012, Ana Mato comparecía visiblemente incómoda para dar cuenta de los acuerdos alcanzados. La ministra aseguró, entre otras cosas, que “el Gobierno había universalizado la sanidad para los españoles” o que “no había cosa que tuviera más valor que una medicina que cura enfermedades”.

2. “Reproducción asistida para diagnósticos de esterilidad”

La ministra se hizo un lío al explicar los casos en los que pensaba financiar públicamente la reproducción asistida. Su medida estipulaba que esta cobertura se reservaría a parejas con problemas de fertilidad.

3. “La falta de varón no es un problema médico”

En plena polémica por la exclusión de lesbianas y mujeres solas de la reproducción asistida pública, la ministra de Sanidad justificaba su propuesta en que se basaba en “criterios médicos y no políticos” y, a su juicio, espetó que “no creía que la falta de varón fuera un problema médico”

4. “Los niños andaluces están en el suelo en las escuelas”

Aún no era ministra de Sanidad y ya apuntaba maneras en la campaña electoral. Durante una entrevista en Radio Nacional, Ana Mato culpaba de todo a los socialistas hasta asegurar que “se había visto a niños andaluces en el suelo”. No era la primera vez que lanzaba sus dardos hacia el sur. En 2008 ya dijo que “eran prácticamente analfabetos”. Resulta que los niños estaban en el suelo porque la profesora había organizado un cuentacuentos.

5. Mato se entera de las noticias por los medios

España se convertía en el primer país fuera de África en sufrir un contagio de ébola y Ana Mato comparecía para ejercer de moderadora repartiendo turnos de palabra entre expertos y altos cargos de la sanidad madrileña. Tras días de silencio y tomar el mando de la crisis Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra daba una rueda de prensa junto a los consejeros de sanidad. En el turno de preguntas, Mato volvía a sorprender diciendo que “no tenía más información de la salud de Teresa Romero que la que salía en los medios”

6. “A mí nadie me ha regalado nunca nada”

“Algunos de vosotros me habéis mostrado vuestro apoyo ante ciertas informaciones. A mí nadie me ha regalado nunca nada. Todo lo que tengo es fruto de mi esfuerzo y mi trabajo. Me siento muy orgullosa de pertenecer a este partido político, en la que la mayoría de militantes y dirigentes somos gente honrada. Nunca haré nada que perjudique a mi partido”. Pese a reiterar este argumento en numerosas ocasiones, Ana Mato ha dejado su cargo como ministra para “no perjudicar al Gobierno y al PP” tras ser señalada por el juez Ruz como beneficiaria de los regalos de la trama Gürtel a su exmarido.

7. Da igual el nombre

La ministra volvió a enredarse en una polémica al cambiar la terminología de la violencia machista. La llamaba violencia familiar en lugar de violencia de género ante las críticas de la oposición y las organizaciones de mujeres. Mato quiso solventar el embrollo declarando: “Da igual el nombre, lo importante no es el nombre, al final es un asesinato”

8. La sanidad, para los españoles

El Gobierno dejaba a casi un millón de inmigrantes sin tarjeta sanitaria y la ministra no tuvo reparo en admitir que “simplemente es que se quedaban sin tarjeta, que le corresponde a los españoles”. Mato intentaría matizar más tarde sus palabras sin mucho éxito.

Las disparatadas intervenciones de Ana Mato han servido hasta para que Joaquín Reyes la parodie en ‘El Intermedio’. “No sé por qué piden mi dimisión, no soy negra”, son algunas de las perlas del cómico para retratar a una de las figuras más polémicas de la política española. Tanto es así que cuenta la leyenda que al ser preguntada por su momento preferido del día, Ana Mato se limitó a decir: “Por la mañana, cuando veo cómo visten a mis niños”. Serán invenciones, como todo lo anterior.

José Manuel Romero “Cadena SER”

Anuncios

Acerca de Maginense

Aprendiendo a soñar un mundo mejor.

Publicado el 27 noviembre, 2014 en Privatizaciones, Recortes y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: