Los demócratas

Las ideologías, no son únicamente construcciones intelectuales, lo son cuando se trata de explicar un conjunto de ideas, pero detrás de estas construcciones hay sentimientos. Las construcciones se pueden modificar, pero los sentimientos se construyen lentamente y se modifican aún más lentamente. Hoy en España, están sucediendo muchas cosas, en diversos ámbitos sociales y políticos que denotan sentimientos profundos, y que no conviene tomar a la ligera. Una de las cosas que llevan años llamando la atención a toda Europa, es que el Partido Popular, en casi todas las ocasiones, se ha negado a condenar el franquismo, es que aún 40 años después de la muerte del dictador, están los pueblos y las ciudades llenos de símbolos, avenidas, calles, lugares etc. que alaban a Franco.

Tan claro era aún la presencia de los sentimientos franquistas, que el PSOE en su primera etapa (Hasta el 96 o sea 20 años después 1377867191_640233_1377867452_noticia_normalde la muerte de Franco)  ni siquiera se planteara borrar los rastros de franquismo.

Cuando los políticos del Partido Popular llaman Nazis a las marchas de protesta, o a algún documento que cuestiona la democracia actual en tanto que vaciándose de contenido, no se lo creen ni ellos mismos, solo se trata de una estrategia. El partido popular sabe que el nazismo, en millones de españoles, solo provoca sentimiento de miedo en los viejos y de rechazo en los jóvenes. ¿Pero cuales son los sentimientos que permiten tenerle simpatía a Franco?, al punto de defender los últimos símbolos que lo recuerdan, y al punto de negarse a condenarlo, eso sí que no es una estrategia, son puros sentimientos de pertenencia, de identificación, de simpatía. Innumerables son las fotos del dictador manifestando la admiración, la simpatía, la amistad que tenía con Hitler, sonriéndole , dándole la mano, yendo a recibirle, asistiendo juntos a desfiles militares etc.  Se sabe que, inmediatamente terminada la guerra, oficiales nazis estuvieron dirigiendo varios campos de concentraciones españoles. Siento tanta hipocresía  actual, estos sentimientos franquistas, no son de demócratas, sino de fachada y son de amistad sentimental real con el nazismo. La derecha española tiene hoy claro que la correlación de las fuerzas sociales en el siglo 21, no permiten ya las dictaduras en España, y muchas veces, como últimamente, más bien se trata de una correlación al nivel europeo ,que este año, se lo ha recordado en varias ocasiones: Aborto, Inmigración, Justicia universal etc.

En España hoy, en la medida que el Partido popular vea o presienta que socialmente se lo pueda permitir, irá  por todas las libertades y estructuras democráticas posibles. Contra las protecciones que tenía el trabajador, contra los derechos fundamentales de reunión, huelga, integridad física,  por la creación de milicias privadas, dándole poder a los guardias jurados, ataques anticonstitucionales, como se lo ha señalado el tribunal constitucional, tratándose de la ley de seguridad ciudadana. Pero también con el tema del aborto. Será el aborto un derecho o no, pero lo que sí es un derecho, es que la mujer del siglo 21, pueda decidir libremente qué hacer con su cuerpo, y que hoy en España lo quiera decidir el Nacional Catolicismo, es otra muestra del tipo de sentimientos religiosos que prevalecen en el Partido Popular, sentimientos poco democráticos e integristas, que poco tiene que ver con la libertad religiosa y sí, mucho, con el control de la intimidad de los ciudadanos.  O como se privilegia la enseñanza concertada o privada, como se penalizan a  los estudiantes con tasas que no pueden pagar, o como se cobra el acceso a la justicia, como se entrega parte importante de los sectores públicos para que el criterio de realizar beneficios sea la nueva guía en lugares donde prevalecía el papel compensador de las desigualdades.  ¿Qué tiene de democrático, favorecer el predominio de los ricos en una sociedad? Pero se podría enumerar casi todos los ámbitos de la sociedad española actual. Es curioso ver que los políticos se refieran constantemente a las vírgenes,  que asistan a misa con sus mantillas y peinetas, y a la vez protejan sistemáticamente los corruptos cuanto no lo son ellos mismos, cuando ven perfectamente natural forrarse de millones en vez de ser servidores públicos, siendo, con total falta de empatía,  espectadores, cómplices y partícipes de que miles y miles de sus ciudadanos se vayan del país o estén en  la calle con sus padres o sus hijos. No los subestimes, van a por la democracia. Por algo las juventudes del PP saludan con el saludo fascista, son sentimientos.

Franck Conchon

 

Anuncios

Publicado el 31 marzo, 2014 en Recortes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: